Una sentencia respalda la demanda del Consejo de la Abogacía de suspender los juicios si un letrado ha sido padre el día anterior. #CompartirConocimiento

La paternidad del abogado en la víspera del juicio es causa de suspensión del mismo
Una sentencia respalda la demanda del Consejo de la Abogacía de suspender los juicios si un letrado ha sido padre el día anterior. #CompartirConocimiento
padres bebes

Elena Navarro Barragán,

Colaboradora editorial.

@elenanav78

La conciliación de los abogados ya no es sólo una reclamación del Consejo General de la Abogacía Española. La Audiencia Provincial de Murcia también lo ha determinado. A través de una sentencia, el tribunal ha dictaminado que la paternidad del abogado en la víspera del día del juicio es motivo suficiente para la suspensión del mismo.

En dicha sentencia, la sala considera que la vista debió ser aplazada ante la ausencia del letrado de una de las partes (la demandada, concretamente) porque su esposa dio a luz el domingo y el juicio estaba señalado para el lunes.

El estrecho margen que da la legislación procesal para suspender actos judiciales es un motivo de descontento para los letrados, en particular los que trabajan por cuenta propia. El derecho a la conciliación es una de las principales reclamaciones de la Abogacía Española, iniciando propuestas como la desconexión de LexNet durante los periodos vacacionales y la posibilidad de suspender vistas y procedimientos a instancias de los abogados por enfermedad grave, maternidad o paternidad, defunción de un familiar próximo o un viaje programado.

La Audiencia Provincial de Murcia ha considerado que nos encontramos en una época “de asunción de responsabilidad y deberes del padre sobre la atención del recién nacido”. Por lo que, siguiendo este criterio, el tribunal razona que la presencia del abogado que acaba de ser padre en el momento inmediato del parto de un hijo “es equiparable a la situación de baja por paternidad”, por lo que se ha de considerar como causa justificada la incomparecencia del letrado al juicio. En consecuencia, considera justificada la incomparecencia del letrado y declara la nulidad de la vista, con el objetivo de que se celebre nuevamente con la presencia del letrado del demandado.

Con la intención de dar una solución a este problema, muchos colegios de abogados firman acuerdos con los tribunales de la región en los que amplían los supuestos de aplazamiento de vistas, incluyendo la maternidad o paternidad.

 

Fuente Institucional: CENDOJ

 

 

 

 

Actualidad

Despachos