La familia Franco no podrá mudarse del Pazo de Meirás hasta que se realice un inventario

La familia Franco no podrá mudarse del Pazo de Meirás hasta que se realice un inventario
interior-2571029_1920
  • Inés Palomino Ureña
  • El Juzgado de Primera Instancia número 1 de A Coruña estimó ayer la medida cautelar solicitada por la Abogacía del Estado por la que impide a la familia Franco mudarse del Pazo de Meirás hasta que se haga un inventario de los bienes. El registro de todos los bienes del edificio, tanto interiores como exteriores, se llevará a cabo a partir del próximo 11 de noviembre a las 10.30 horas

La magistrada, Marta Canales, ha ordenado mediante auto inventariar todos los bienes del inmueble con el fin de “preservar la integridad” del Pazo antes de la ejecución provisional de la sentencia del próximo 10 de diciembre que declara su carácter público y por la que la familia deberá abandonar la propiedad. En el citado auto consta que el registro se elaborará con la colaboración de los técnicos de la Consejería de Cultura de la Xunta de Galicia a partir de este miércoles 11 de noviembre. De esta manera, la familia Franco no podrá desplazar ni retirar ningún bien del Pazo hasta que el inventario esté finalizado y el Juzgado lo autorice expresamente.

Bien de Interés Cultural desde 2008

El Pazo fue declarado Bien de Interés Cultural (BIC) en 2008 con la categoría de sitio histórico, por lo que, apunta la magistrada, “goza de una protección integral” y entiende que el Juzgado “ha de velar por la integridad del bien y la efectividad práctica de la sentencia, en el caso de que la ejecución provisional llegue a convertirse en definitiva”. Con este objetivo, el Juzgado ha requerido a la Guardia Civil el establecimiento de un dispositivo de vigilancia en el edificio situado en Sada (A Coruña).

La solicitud por parte de la Abogacía de la realización del inventario se produjo por la “celeridad con que los demandados pretenden proceder al vaciado del pazo de Meirás” y al posible “riesgo” de que dicho inmueble “sea vaciado sin ningún tipo de constancia de los bienes que se encuentran en su interior” teniendo en cuenta sus “especiales características y nivel de protección”. En este sentido, la magistrada entiende como “patente” la urgencia de adoptar la medida cautelar ya que se hizo pública la contratación de una empresa de mudanzas para la retirada de los bienes del Pazo por parte de la familia Franco.

La Xunta de Galicia se persona

Este proceso consta con el apoyo del Gobierno gallego cuya solicitud de personarse en el incidente a raíz de la petición de medida cautelar ha sido aceptada también por el Juzgado. La Xunta de Galicia se pronunció asegurando que se ve “en la obligación de instar las medidas necesarias para la adecuada protección del Bien de Interés Cultural, con la finalidad de impedir, hasta ese día, cualquier actuación de los ejecutados que suponga un riesgo para la conservación y mantenimiento del bien en su integridad”.

Actualidad

Despachos