Condenado el ex administrador de un futbolista profesional por un delito continuado de apropiación indebida. #CompartirConocimiento

La Sección Tercera de la AP de Sevilla condena a 4 años y medio de cárcel al ex administrador de un futbolista profesional del Real Betis Balompié por apropiarse de 781.736,62 euros entre los años 2004 y 2007 tras encomendarle éste la gestión de su patrimonio.
Condenado el ex administrador de un futbolista profesional por un delito continuado de apropiación indebida. #CompartirConocimiento
Foto-de-portada-para-el-articulo-el-lado-oscuro-del-fútbol-696x505

Por Javier Izaguirre Fernández,

Colaborador editorial. 

@Izaguirrejavi

La víctima, jugador de fútbol profesional, y, asimismo, administrador y socio único de una sociedad limitada unipersonal, mantuvo durante el período de cinco años una estrecha relación de amistad con el acusado, en quien depositó una absoluta confianza y la encomienda de toda la gestión de sus negocios y asuntos, tanto personales como profesionales, confiriéndole una capacidad prácticamente ilimitada del total de su patrimonio, y acordando otorgarle a cambio unos honorarios de 3.000 euros mensuales.

Durante el tiempo en el que duraron estas relaciones, el acusado hizo un uso asiduo de los poderes y facultades conferidos, interviniendo en numerosos actos, contratos, gestión bancaria de gastos y operaciones comerciales, órdenes de transferencias, disposiciones de efectivos, libramiento de pagarés o cheques, valiéndose de la confianza que el futbolista le depositó, y sin la necesidad de que este último le exigiera rendición de cuentas, ni entrega de recibos o documentos de los pagos o justificante de los gastos o de las cantidades dispuestas.

Sobre el posible abuso de las relaciones personales existentes entre víctima y defraudador, señala la Sentencia que»…esta posibilidad exige resolver y deslindar en relación a la apropiación indebida, cuando se está ante una situación en la que además de la quiebra de la lealtad o confianza que el titular de los bienes tiene en el depositario, y que éste quebranta, existe una situación cualitativamente distinta, que asentándose sobre el quebrantamiento de la lealtad genérica, supone además, un salto cualitativo en las relaciones personales que justifique la aplicación del subtipo agravado» del art. 250.1.7º del Código Penal.

Por todo ello, y considerando el tribunal la concurrencia de dos circunstancias de agravación (abuso de las relaciones personales, y especial gravedad atendiendo al valor de la defraudación y a la entidad del perjuicio), se condena al ex administrador del futbolista, como autor de un delito continuado de apropiación indebida del art. 74 del Código Penal con la pena de cuatro años y medio de prisión, más la suma de once meses de multa con cuota diaria de quince euros. En concepto de responsabilidad civil, el acusado deberá indemnizar al futbolista la cantidad de 255.900, 93 euros, y a la sociedad de la que este último es administrador y socio único, la cifra de 525.835,69 euros. Por último, señalar que la pareja del acusado, es declarada como ¨partícipe a título lucrativo¨ del art. 122 del Código Penal; por lo que, a pesar de no tener responsabilidad penal, sí que es responsable civilmente, y deberá, por ello, indemnizar conjunta y solidariamente con el acusado, a las cantidades previamente citadas.

Fuente institucional.

Actualidad

Despachos