Nace el Centro Español de Mediación: impulsado por la Cámara de Comercio y presidido por Rafael Catalá

Nace el Centro Español de Mediación: impulsado por la Cámara de Comercio y presidido por Rafael Catalá
rafael catalá
  • Javier Izaguirre Fernández

La crisis provocada por el COVID-19 hace especialmente necesaria la puesta a disposición de las empresas de un servicio de mediación independiente, eficiente y transparente que facilite la resolución de controversias empresariales y ofrezca una alternativa a los tribunales de justicia. Por ello, y no ajeno a tales circunstancias, el Comité Ejecutivo de la Cámara de Comercio de España ha aprobado la creación del Centro Español de Mediación (CEM), que surge con la vocación de ser una institución de mediación empresarial de referencia.

Para evitar respuestas tardías judiciales o trámites administrativos tediosos, y sabedores de la saturación que existen en los juzgados, de que la Administración de Justicia no es el único método eficaz de resolución de conflictos, y de las ventajas de las que goza la mediación para ofrecer soluciones prácticas, discretas, efectivas y eficientes a las diferencias que surgen entre empresarios en el curso ordinario de sus negocios, nace el Centro Español de Mediación, el cual estará liderado por el ex Ministro de Justicia, Rafael Catalá como Presidente y por el actual secretario General de la Cámara de Comercio de España, Adolfo Díaz-Ambrona como Vicepresidente.

Asimismo, el Pleno del CEM estará formado por cinco profesionales de reconocido prestigio en el mundo jurídico y empresarial: María Emilia Adán,  María Jesús Fernández-Cortés y Antonio Sáinz de Vicuña, además de Rafael Catalá y Adolfo Díaz-Ambrona.

La Cámara de Comercio de España ha manifestado en un comunicado emitido el pasado viernes, que “fiel a su vocación de servicio a las empresas, la Cámara de España está comprometida con el impulso y el fomento de los mecanismos extrajudiciales de resolución de conflictos” Igualmente, subraya que tal “compromiso que se basa, en última instancia, en la convicción de que la mediación representa un eficaz instrumento para la competitividad empresarial y, por ende, para la generación de bienestar social”.

Con este recién estrenado proyecto, “la Cámara de España refuerza su función de servir eficazmente a los empresarios y contribuir de esa manera a la misión empresarial de generar riqueza, crear empleo y, en definitiva, garantizar el bienestar general.”

La apuesta por la mediación

Llevamos semanas escuchando y leyendo en los distintos medios, la necesidad de rebajar los altos niveles de litigiosidad existente en España y de descongestionar la carga de trabajo de los tribunales. Igualmente, el actual Ministro de Justicia, Juan Carlos Campo, en distintos foros, como en la videoconferencia celebrada a finales de mayo en el Consell de l’Advocacia Catalana o en la sesión de control de control al Gobierno en la Cámara Alta celebrada a inicios de junio, ya ha reiterado su voluntad y compromiso en la adopción de medidas desde su departamento en relación al impulso de las estos otros recursos alternativos de resolución de conflictos.

Conocedor, quizás, de que se van a plantear centenares de reclamaciones sobre la base de los efectos ocasionados por la pandemia (concursos de acreedores, reclamaciones de deuda, despidos improcedentes…) y con el objetivo de mejorar la participación de los ciudadanos en los procedimientos de elaboración de normas, desde el pasado 8 de junio hasta mañana día 23, permanece abierta la Consulta Pública del Anteproyecto de Ley de Medidas Procesales, Tecnológicas y de Implantación de Medios de Solución de Diferencias, lugar en el que parece la oportunidad perfecta para desarrollar, coordinar, fomentar e impulsar los distintos mecanismos de solución alternativa de conflictos.

La Cámara de Comercio de España ya ha dado su primer paso firme en su compromiso por impulsar la mediación, ¿le acompañará próximamente el Ministerio de Justicia?

 

Actualidad

Despachos