El Decano del ICAV, Mariano Durán, inaugura el curso de la Escuela de Práctica Jurídica

icav.jpg
icav.jpg

El nuevo curso 2013-14 de la Escuela de Práctica Jurídica del Colegio de Abogados de Valencia acoge a un total de 145 alumnos

El Decano del ICAV, Mariano Durán, ha inaugurado el nuevo curso 2013-14 de la Escuela de Práctica Jurídica del Colegio (EPJ) para licenciados en Derecho, que acoge este año a un total de 145 alumnos. En un acto celebrado en el salón de actos de la sede colegial, Javier Boix impartió una conferencia con el título: “El Derecho de la Defensa” ante autoridades, académicos, miembros del Consejo Asesor del Centro de Estudio del ICAV, alumnos y profesores de la Escuela. Este año se conmemora el inicio del 51º curso y, en su historia, la Escuela de Práctica Jurídica del ICAV ya ha formado a 5.866 diplomados. 
El Decano del Ilustre Colegio de Abogados de Valencia (ICAV), Mariano Durán, ha señalado en el acto de apertura: “La Escuela de Práctica Jurídica está en periodo de transformación, ya que los cambios legislativos han hecho que los cursos de la Escuela se sustituyan por un Máster en Abogacía de la mano de la Universidad ”. En su opinión, “la Escuela como centro de práctica jurídica sigue siendo un elemento esencial para el Colegio de Abogados que sigue apostando por la excelencia en la formación inicial, continua y especializada”.
Mariano Durán se refirió también a la reciente designación de Olga Vilardell como coordinadora de formación del ICAV y resaltó la celebración del Día Mundial contra la Pena de Muerte. “Un total de 57 países y territorios mantienen hoy la pena de muerte y sólo en 2012, 21 países realizaron ejecuciones. El ICAV ha querido sumarse a la iniciativa de la Coalición Mundial contra la pena de muerte, compuesta por 145 ONG´s, colegios de abogados e instituciones comprometidas con su abolición universal”. En este sentido, el Decano del ICAV recordó que hay que seguir trabajando por el cumplimiento de los derechos humanos.
Durante su discurso, el Decano del ICAV expresó también su satisfacción por la incorporación a la legislación de la propuesta de la Comisión Europea relativa a garantizar el derecho de los ciudadanos a la asistencia letrada. “Todo sospechoso tendrá, a partir de ahora, derecho a asistencia letrada desde las fases más tempranas del proceso hasta su conclusión, en cualquier lugar de la Unión Europea”. Mariano Durán explicó que también aborda cuestiones como el principio de confidencialidad de las comunicaciones entre el abogado y el sospechoso o acusado, así como recibir asistencia legal tanto en el país donde se ejecuta la detención como en el que se haya expedido la orden. “Esto permitirá ejercer efectivamente el Derecho de Defensa, cuestiones que hoy, en nuestros centros de detención o juzgados no siempre se cumplen”.
El abogado y catedrático de Derecho Penal, Javier Boix, impartió la conferencia inaugural donde hizo hincapié en el derecho del ciudadano a una defensa efectiva, aludiendo a las turbulencias que amenazan este derecho, con conductas indebidas que se manifiestan con cierta regularidad. En sentido hizo alusión a los casos de detenidos que prestan declaración esposados. De igual forma, recalcó la obligación del abogado del ser ejemplar en el secreto de los procedimientos judiciales y de tener acceso a la causa para iniciar  la defensa. “Un abogado que no sabe lo que defiende, no puede defender”.
En el primer curso de perfeccionamiento para la abogacía en 1962 se matricularon 33 alumnos, de los que terminaron diplomados 20. Desde su nacimiento ya han obtenido el diploma de la Escuela de Práctica Jurídica 5.866 jóvenes abogados. Actualmente es un requisito imprescindible para la incorporación al Turno de Oficio la superación de dos años en la Escuela, más un examen final de capacitación. M. Durán clausuró su intervención del acto dando la enhorabuena a los alumnos y les recordó que están llamados, y en cierto modo, obligados a buscar la excelencia en todos los asuntos profesionales que les sean encomendados.
La Escuela de Práctica Jurídica (EPJ) del ICAV fue creada como una Sección de la Real Academia Valenciana de Jurisprudencia y Legislación en 1962. Tiene como finalidad la formación íntegra de los alumnos y presentar una visión multidisciplinar desde el Derecho y la ética profesional. Los dos cursos ofrecidos culminan con la superación de la prueba de capacitación profesional (CAP).
Uno de sus grandes atractivos se debe a que durante los dos cursos que dura el ciclo de permanencia en la Escuela de Práctica Jurídica, cada letrado en prácticas ha de realizar 400 horas de prácticas externas fuera de las aulas de la Escuela, en despachos profesionales. Además, el profesorado está formado por abogados con larga trayectoria profesional y con amplia experiencia en el sector.

Actualidad

Despachos