El Covid-19 acelera la digitalización en las empresas y estos son los aspectos jurídicos a tener en cuenta

El Covid-19 acelera la digitalización en las empresas y estos son los aspectos jurídicos a tener en cuenta
digitalización
  • Esmeralda Vilchez Domínguez

Desde la llegada de la crisis del coronavirus hemos podido ver cómo la transformación digital ha supuesto un reto de carácter obligatorio para las empresas españolas. Era sabido por todos nosotros que la aceleración digital nos sorprendía como un suceso imparable en nuestro día a día, pero esta situación ha significado que la misma evolucione con mayor rapidez.

Son numerosos los sectores afectados por este proceso disruptivo y tecnológico. Asimismo, gran parte del tejido empresarial español ha tenido que reinventarse y adoptar técnicas y procesos de trabajo a los que no estaban acostumbrados: el teletrabajo, la gestión y análisis de datos o simplificación de procesos entre otros.

No cabe duda de que la celeridad del impacto tecnológico genera múltiples ventajas para todos nosotros, aunque, además puede producir una gran incertidumbre en lo que al terreno jurídico se refiere. En este sentido, el despacho de abogados Bird & Bird señala cuestiones como el trabajo, los intangibles, la privacidad y la digitalización de procesos como imprescindibles.

En cuanto al teletrabajo el despacho de abogados menciona que “los acuerdos que deben formalizarse por escrito deben tener condiciones equivalentes a los trabajadores presenciales en cuanto a retribución, formación, promoción y prevención de riesgos laborales, quedando sujeto al acuerdo de empleador y empleado el resto de los términos”. A tal efecto, es fundamental el correcto registro horario de los trabajadores, es decir, el denominado hecho de “fichar”.

Se parte desde una flexibilidad importante, aunque se anuncia desde ya una mayor regulación de este fenómeno.

Los intangibles dentro de las empresas suponen grandes activos. Nos referimos a la propiedad industrial e intelectual, las cuales son capaces de generar grandes oportunidades de negocio. Se asegura que es el momento de modernizar y hacer más completas las estrategias de las empresas para obtener una fuente de beneficios muy valorada.

La privacidad supone sin duda un aspecto primordial para el buen funcionamiento de nuestros negocios y, no sólo eso, sino que la alta importancia de la información que tratan hace que las medidas de seguridad deban ser suficientes y seguras para evitar brechas.

Finalmente, la digitalización de procesos supone que el trabajo de los empleados sea rápido, eficaz y exitoso. Para ello los empleadores deberán generar soluciones flexibles, seguras y escalables que hagan posible un trabajo sin mermas de seguridad. Todo ello a través de una correcta metodología.

 

Actualidad

Despachos