Un Juzgado eleva al TJUE una cuestión prejudicial sobre el reparto de gastos hipotecarios. #CompartirConocimiento

Un Juzgado eleva al TJUE una cuestión prejudicial sobre el reparto de gastos hipotecarios. #CompartirConocimiento
TJUE

Elena Navarro Barragán,

Colaboradora editorial.

@elenanav78

El Juzgado Mercantil número 1 de Badajoz ha elevado una cuestión prejudicial al Tribunal de Justicia de la UE sobre el reparto de gastos hipotecarios cuando una cláusula se declara abusiva, a raíz de una demanda colectiva interpuesta por la Asociación de Consumidores ADICAE.

Es la primera vez que, gracias a una acción colectiva, se eleva una cuestión prejudicial que cuestiona el reparto de gastos del Tribunal Supremo e incluye además por primera vez la Tasación y también el Impuesto de Transmisiones Patrimoniales y Actos Jurídicos Documentados (ITPAJD). La cuestión prejudicial pregunta al Tribunal de Justicia de la UE si una vez que la cláusula ha sido declarada nula por abusiva, distribuir dichos gastos va en contra del derecho de la UE y su legislación.

«Los tribunales españoles empiezan a respaldar las tesis defendidas por Adicae en el reparto de los gastos de formalización de las hipotecas y cuestionan las últimas sentencias probanca del Tribunal Supremo en el que repartía de forma salomónica los gastos hipotecarios, salvo el de la tasación sobre el que no se pronunciaba», ha señalado la asociación.

La jueza en su Auto ha recordado que el Tribunal Supremo ha dictado «resoluciones contradictorias entre sí» en un escaso periodo de tiempo «que han llevado a juzgadores, consumidores y banca a una preocupante situación de inseguridad jurídica». También ha solicitado que la cuestión se tramite por el procedimiento acelerado, al considerarlo «necesario» por los «graves e irreparables daños» que la situación puede estar provocando a los usuarios españoles. Por todo ello, ha apelado a la necesidad urgente de unificar los criterios interpretativos y así «evitar el pronunciamiento de sentencias contradictorias que provoquen un grave e irreparable daño a los consumidores».


Fuente: Adicae

 

 

Actualidad

Despachos