Prisión para el director de un banco que estafó a dos ancianos

Los ancianos acudieron al banco a renovar una imposición a plazo fijo, para lo cual entregaron 6.000 euros que se quedó el director de la sucursal.
Prisión para el director de un banco que estafó a dos ancianos

El Tribunal Supremo ha confirmado la condena de un año y nueve meses de prisión al director de una sucursal de Bankia de un municipio de Castellón. El motivo: estafar a dos hermanos ancianos que acudían al banco a renovar una imposición a plazo fijo. Así, David Sotomayor Martino ha sido condenado por delitos de estafa y falsedad documental, al quedarse con los 6.000 euros que los ancianos entregaron para efectuar su operación.  Además, el director ha sido condenado a pagar el dinero estafado más los intereses, lo que suma una cantidad de 6.300 euros.

 

Hechos

Los estafados acudieron a la sucursal a renovar una imposición a plazo fijo. Ésta la habían realizado hacía ya tres años y vencía el día que acudían al banco. La operación estaba asociada a la cuenta de la que ambos eran titulares, por lo que acudieron juntos. En la cartilla que entregaron figuraba dicha imposición y el pago de los intereses que habían ido efectuando cada trimestre.

El condenado se identificó como el director de la sucursal, “ofreciéndose para atenderles, haciéndoles pasar a su despacho”. Los clientes le facilitaron todos los datos junto con la cartilla, procediendo el director a preparar la documentación de la renovación. Sin embargo, “guiado por un ánimo de lucro” puso la firma de uno de ellos en un recibo de “disposición en efectivo” por el importe de 6.000 euros. En todo momento pensaron que lo que firmaban era el documento de la operación que venían a efectuar. Finalmente, los ancianos abandonaron la sucursal con el sobre que contenía la documentación, confiados en que todo estaba en orden.

Inmediatamente después, el director contactó de manera interna con una empleada para que preparase los 6.000 euros que acababa de estafar a los dos ancianos. Según el tribunal, “una vez que los señores se habían marchado, y cuando ya la empleada disponía de los 6.000 euros”, ésta llevó a su despacho el dinero, “culminando David Sotomayor su plan, al quedarse con el dinero”.

Más de un año después y sólo cuando vencía el plazo fijo, los ancianos fueron conscientes de la estafa. El Tribunal Supremo ha concluido que la culpabilidad del director es lógica, sólida y “suficientemente concluyente”.

 

Recursos

La Audiencia Provincial de Castellón ya le impuso la misma pena. El director de la sucursal y el banco interpusieron un recurso de apelación ante el Tribunal Superior de Justicia de Valencia, que fue desestimado. Finalmente, el Tribunal Supremo también ha rechazado sus peticiones en la STS 249/2021, confirmando la pena inicial y condenándole por delitos de estafa y falsedad documental.

Actualidad

Despachos