El TS unifica doctrina «Los hijos autónomos que trabajen para el padre tienen derecho a desempleo siempre que no convivan con él y sean menores de 30 años». #CompartirConocimiento

El TS unifica doctrina «Los hijos autónomos que trabajen para el padre tienen derecho a desempleo siempre que no convivan con él y sean menores de 30 años». #CompartirConocimiento
trabajadores

Elena Navarro Barragán,

Colaboradora editorial.

@elenanav78

Hasta el momento los familiares que contrataban a un autónomo en su negocio no podían acceder al paro, pues no estaban considerados como trabajadores por cuenta ajena. Así lo establece artículo 1.3.e) del Estatuto de los Trabajadores , que señala que quedarán excluidos de la prestación «Los trabajos familiares, salvo que se demuestre la condición de asalariados de quienes los llevan a cabo. Se considerarán familiares, a estos efectos, siempre que convivan con el empresario, el cónyuge, los descendientes, ascendientes y demás parientes por consanguinidad o afinidad, hasta el segundo grado inclusive y, en su caso, por adopción». En la misma línea, el artículo 12 del Texto Refundido de la Ley General de la Seguridad Social prevé que “no tendrán la consideración de trabajadores por cuenta ajena -salvo prueba en contrario- el cónyuge, los descendientes, ascendientes y demás parientes del empresario, por consanguinidad o afinidad hasta el segundo grado inclusive y, en su caso, por adopción, ocupados en su centro de trabajo, cuando convivan en su hogar y estén a su cargo”.

El Tribunal Supremo, tras la entrada del caso de un empleado que trabajaba para su padre, y que no convivían en el mismo domicilio, ha tenido que pronunciarse estableciendo que el hijo era independiente económicamente y que mantenía con su padre una relación laboral como cualquier otra. Tras varios años en el negocio familiar solicitó la prestación por desempleo, la cual le fue denegada, lo que le llevó a presentar una demanda ante el Juzgado de lo Social de su ciudad hasta que el Supremo le ha dado la razón y le ha reconocido su derecho a recibir el paro. 

Según explica la sentencia: “El objeto de este recurso de casación para la unificación de doctrina se ciñe a determinar si procede reconocer la prestación de desempleo a un trabajador, menor de 30 años, que presta servicios para su padre en virtud de un contrato de trabajo y que no convive con el mismo. No obstante, para poder hacerlo, deben darse una serie de condiciones, “que demuestren que su situación en el negocio familiar es la misma que la del resto de trabajadores”. , que pueden resumirse en:

  • Tener salario.
  • Dependencia del trabajo.
  • Que realice una prestación de servicios.
  • Que no tenga ningún control efectivo de la sociedad.
  • Que no conviva y dependa económica del autónomo titular del negocio.

Para los abogados , el fallo «abre la puerta» y permite que los hijos que sean contratados por sus padres autónomos puedan cobrar el paro, como cualquier otro trabajador.No obstante, éstos deberán cumplir las condiciones especificadas y acreditarlo, especialmente, demostrando que «viven fuera de casa, guardan la misma posición en el negocio que cualquier otro empleado y  no dependen económicamente del progenitor».

Fuente Institucional: CENDOJ

 

 

 

Actualidad

Despachos