Condenado por agresión sexual al besar a una periodista en directo #CompartirConocimiento

El Juzgado de Instrucción nº 2 de Arrecife de Lanzarote (Las Palmas) ha impuesto una multa de 2.160,00 € al individuo que el pasado 22 de febrero interrumpió a una periodista de televisión mientras retransmitía en directo una noticia desde la vía pública para besarla en la cara en contra de la voluntad de la afectada.
Condenado por agresión sexual al besar a una periodista en directo  #CompartirConocimiento
foto 4

Javier Izaguirre Fernández, 

Colaborador editorial. 

@Izaguirrejavi

En la pasada noche del 22 febrero, y mientras que la reportera informaba en directo sobre los fuertes vientos y la intensa calima que azotaba al archipiélago canario, un joven se coló en primer plano, y como detalla el fallo, “sin contar con el consentimiento de esta, obrando con ánimo lúbrico y provocando que ella se sintiera violentada, le besó en la mejilla, para, a continuación, alejarse del lugar”. A los pocos minutos de tal intolerable conducta, el agresor regresó al lugar donde se encontraba la víctima, para disculparse, ante lo que la periodista le indicó que no se marchase hasta que llegara la Policía. En ese momento, y alarmado por tal manifestación, el condenado salió corriendo, cayéndosele la cartera que la misma reportera recogió, provocando con ello, entre ambos, un forcejeo, y sufriendo la víctima distintas lesiones que requirieron para su sanidad de una primera asistencia facultativa, con tres días de curación, de los que uno fue impeditivo para sus ocupaciones habituales.

Tras ello, y como explicaba al día siguiente la Televisión Canaria, “tras las agresión sufrida y acudir a la comisaria a denunciar tal detestable suceso, la reportera regresó a primera hora de la mañana a su puesto de trabajo para seguir informando. Un ejemplo para todos”.

Ante tal ataque machista, el Juzgado de Instrucción nº 2 de Arrecife de Lanzarote (Las Palmas),  considera al acusado como responsable de un delito de abusos sexuales (art. 181.1 del Código Penal), condenándole a la pena de multa de 12 meses a razón de cuota diaria de 6 euros (2.160,00 €), prohibiéndole aproximarse a cualquier lugar frecuentado por ella, a una distancia inferior a 300 metros, y a comunicarse por cualquier medio o procedimiento con la misma, durante el periodo de 16 meses. Asimismo, el Juez condena al joven agresor por otro delito leve de lesiones (art. 147.2 del Código Penal), imponiéndole la pena de 20 días de multa a razón de cuota diaria de 6 euros (120 euros).

“Se repite lo que no se repara”. Christine Langley Obaugh.

En julio de 2017, durante las fiestas de San Fermín, una periodista de Antena 3 realizó un reportaje sobre cómo vivió ella, en primera persona, todos los casos de abuso y acoso con alguna intención sexual, que sufrió a lo largo del día; desde que le toquen el culo o le agarren de la cintura, hasta que algún desconocido le de besos inesperados.

En junio de 2018, durante el Mundial de fútbol de Rusia, otras periodistas sufrieron igualmente agresiones machistas en directo mientras cubrían el evento deportivo. Una de las reporteras del equipo de Mediaset España, denunció que un desconocido se había abalanzado sobre ella para darle un beso. De igual modo, otra profesional colombiana que trabajaba para el medio alemán Deutsche Welle, cubriendo el mismo evento futbolístico, fue zarandeada y besada por un hombre en directo.

Situaciones similares tuvieron que soportar una periodista francesa durante la celebración de  final de la Copa del Rey de 2018, cuando mientras informaba desde el estadio Wanda Metropolitano de Madrid, fue agredida por varios aficionados blaugranas; y otra reportera brasileña, durante una retransmisión en directo de la Copa Libertadores en Brasil, en la que un hincha intentó besarla en la boca, provocando tal incidente el inicio de la campaña en redes sociales del hashtag #deixaelatrabalhar (“déjala trabajar”).

En la misma línea, recientemente y con una enorme repercusión, en diciembre de 2019, mientras otra víctima realizaba un directo en el Maratón de  Savannah de Georgia, un atleta que competía en la misma le tocó el trasero a la reportera, ante la sorpresa e indignación de la misma, que no dudó en manifestarlo en pleno directo.

Por todo ello, y en vísperas de un nuevo 8 de marzo (Día Internacional de la Mujer), visibilizar agresiones como las que aquí denunciamos y condenamos, evidencian lo alejados que nos encontramos aun, de alcanzar el Objetivo nº 5 de la lista de 17 Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS) marcados por la ONU para la Agenda 2030, el cual nos desafía a “Lograr la igualdad entre los géneros y empoderar a todas las mujeres y las niñas”.

Fuente institucional.

Actualidad

Despachos